Eliminar plagas de la marihuana

Las plantas son seres vivos, que están en contacto con el ambiente, y por tanto son susceptibles al ataque de plagas de insectos, hongos, ácaros…
En este artículo voy a tratar el tema de cómo prevenir la aparición de plagas, y cómo eliminar plagas que estén afectando a nuestras plantas.
Por lo general las plagas suelen ser algo que está en el ambiente, con lo que, si nuestras plantas no están tratadas con ningún preventivo, es fácil que suframos el ataque por parte de ellas.
Hablando sobre plagas existen tres grandes grupos de posibles ataques:
Plaga de ácaros: Animales diminutos que suelen atacar las plantas dejando rastro en las hojas de picadas, y huevos en su zona inferior.
Plaga de insectos: Los insectos pueden ser de tamaño y forma variados, pero también suelen dejar rastro en las hojas de sus mordidas. Y en algunos casos poner sus huevos en el sustrato o en la zona inferior de las hojas.
Ataque de hongos: Los hongos son uno de los ataques más difíciles de tratar ya que se expanden rápidamente cuando las circunstancias son favorables para su desarrollo. Pueden afectar a la pare aérea de las plantas, o también a su zona radicular.

Cómo prevenir plagas?

En la mayoría de los casos, la aparición de una plaga es por falta de prevención. Es por ello que desde aquí recomiendo el uso regular de preventivos contra plagas una vez a la semana (o cada 10-15 días). Si lo hacemos así, nos ahorraremos muchos problemas, además de mantener las plantas en todo su esplendor.

En el mercado existen muchos productos fitosanitarios para prevenir y eliminar plagas, algunos de ellos ecológicos y otros químicos. El uso de uno u otro tipo depende de la planta que queramos tratar (si es una planta para el consumo o no). Por norma general se recomienda el uso de preventivos de origen ecológico (productos que provienen de la extracción del principio activo de algunas plantas, que ayuda a luchar contra las plagas). Normalmente son productos no tan agresivos con las plantas como los químicos, pero que requerirán una aplicación más periódica que estos otros.
Los productos fitosanitarios suelen venderse en en forma de producto concentrado que habrá que diluir en agua para su aplicación. Existen dos recomendaciones principales para aplicar un producto fitosanitario:

  • Siempre emplear las dosis recomendadas por el fabricante para la planta a tratar.
  • Utilizar agua de osmosis, o de mineralización débil, para preparar la mezcla que pulverizaremos a las plantas. El agua del grifo de algunas zonas puede ser válida, pero siempre es preferible utilizar agua embotellada, ya que algunos de los minerales que contiene el agua podrían ser contraproducentes para la pulverización de algunos de estos fitosanitarios.

Para aplicar cualquier fitosanitario es recomendable disponer de un pulverizador: Existen los pulverizadores simples, pulverizadores de presión previa, y los más recomendables pulverizadores eléctricos que funcionan con batería. Las diferencias entre ellos radican en la mayor facilidad de aplicación del producto.

Cuando aplicar fitosanitarios?

En la mayoría de los casos, los productos fitosanitarios son fotosensibles, así que siempre será recomendable aplicar el tratamiento a primera hora del día, o a última hora, cuando la fuerza del sol es menor (si son plantas cultivadas en interior lo ideal será realizar el tratamiento justo antes que se apaguen las luces). Una vez preparada la mezcla, e introducida en nuestro pulverizador, es importante rociar a consciencia las plantas por el envés de las hojas (su zona inferior) ya que allí es dónde suelen habitar, y anidar, la mayoría de las plagas. Una vez nos aseguramos de haber rociado bien toda la planta por el envés de las hojas (zona por la que mayor absorción de producto ocurre), podemos aplicar una pulverización fina por su zona superior. Es importante empapar bien las hojas por su envés, ya que así nos aseguramos que no nos dejamos ninguna zona sin tratar.
Si hemos realizado correctamente la aplicación, y no habíamos detectado ninguna plaga previamente, sólo deberemos esperar 10-15 días hasta la siguiente aplicación. En caso que hubiéramos detectado la existencia de una plaga, sería recomendable repetir la aplicación cada 4-6 días hasta la desaparición de dicha plaga. Referente a este punto, es recomendable no reutilizar una mezcla que contenga fitosanitarios si han pasado más de 2 días desde la preparación de la mezcla. Es mejor desechar la mezcla preparada, y volver a realizar una nueva, así nos aseguramos que el producto estará en perfectas condiciones, y seguirá siendo eficaz. De la misma forma, si disponemos de un producto ecológico con el envase abierto, que tiene más de tres meses, es mejor hacerse con uno nuevo. Si el producto es de orígen químico podemos utilizarlo sin problemas (ya que sus principios activos se mantienen intactos durante mucho más tiempo).

Combatir plaga de araña roja (ácaros)

La araña roja es un tipo de ácaro muy común, especialmente durante las épocas más calurosas, y con la humedad más baja. Se manifiesta en forma de puntitos blancos, o amarillos, en las hojas, y cuando está muy desarrollada puede llegar a realizar telarañas que cubren por completo plantas y frutos. Lo mejor en este y en otros casos es combatirla en cuanto detectamos cualquier marca en las hojas, ya que cada adulto es capaz de poner hasta 200 huevos al día, lo que hace muy rápida su proliferación en el cultivo. Una buena forma de frenar su rápida multiplicación, siempre que se pueda, es enfriar la sala de cultivo para que eclosionen menos huevos.

Como hemos comentado antes, existen productos contra ácaros de origen ecológico y químico. Los fitosanitarios ecológicos más comunes son el jabón potásico y extractos de canela, que ayudan a reducir y eliminar muy bien la plaga, y pueden ser utilizados durante todo el ciclo de las plantas (crecimiento y floración) con un plazo de seguridad máximo de entre 3 y 5 días.

Para plantas hornamentales, y plantas en estado vegetativo, también existe la opción de un acaricida químico tipo Milbeknock de Masso. Al ser de origen químico es sistémico (penetra en la planta), así que todo ácaro que venga a la planta y muerda morirá. Los acaricidas no suelen ser ovicidas (no matan los huevos), así que habrá que repetir la aplicación 2-3 veces hasta eliminación total de la plaga.

Combatir plaga de insectos

Los insectos más comunes suelen ser los trips, mosca blanca, minadores y orugas. Cada uno de ellos suele dejar marcas en las hojas de un tipo: En la práctica el sistema para eliminarlos es el mismo, pulverización periódica de un insecticida (ecológico o químico) hasta eliminación de la plaga. En el caso de las orugas el más común es el bacillus thuringiensis (remedio ecológico). En este caso es muy importate el uso de agua sin cloro para la mezcla, ya que el cloro mataría la bacteria y sería inútil su pulverización. Si se trata de trips, mosca blanca o minadores, al tratarse de plagas poco agresivas, lo más probable es que en 2-3 aplicaciones de insecticida nos libremos de ella.

Eliminar plagas de hongos

Existen dos tipos de hongos que suelen afectar a las plantas: Hongos del sustrato y hongos en la zona aerea. Los hongos del sustrato suelen aparecer por un exceso de riego durante un periodo continuado de tiempo, mientras que los que afectan a la zona superior de la planta puede ser: Por falta de ventilación del ambiente (tipo botritis o moho gris), o por humedades altas (tipo oidio o mildiu). La mejor forma de luchar contra los hongos de las raíces es con silicatos tipo Mineral Magic (debe ser espolvoreado por la superficie de la maceta y se irá deshaciendo con el paso de los riegos). En el caso de la botritis, suele ser provocado por la falta de ventilación, usualmente debida a la formación de frutos muy grandes y densos que no dejan el paso del aire en su interior. Al tratarse de un mal que suele ocurrirle a frutos consumibles, la única forma de combatirlo es aplicando fungicidas ecológicos tipo Botryprot hasta 7 días antes de la cosecha. Si detectamos algún punto en el que se esté desarrollando este moho, es recomendable retirar la parte afectada, y la que la rodea para prevenir del contagio.

En el caso del oidio (moho blanco), es un polvo blanco que suele detectarse en las hojas en forma de manchas. Es una de las plagas más difíciles de combatir, ya que se propaga con facilidad y resurge rápidamente. Factores que pueden prevenir la aparición es tener controlada la humedad relativa, pero una vez aparece, es importante actuar rápido con algún fungicida antioidio. Si las plantas son hornamentales, o se frutales en estado vegetativo recomendamos el uso de un fungicida sistémico tipo Antioidio de Masso, mientras que si las plantas son para el consumo humano y están desarrollando frutos requerirá ser tratado con un fungicida ecológico tipo Oidioprot o Canna Cure.

El procedimiento para luchar contra los hongos es similar en cuanto a la pulverización de la planta, remarcando que es recomendable retirar las hojas dónde el hongo persista una vez realizada la pulverización. Es imortante quitar esas hojas una vez la planta está mojada, ya que si las retiramos en seco, el hongo puede expandirse rápidamente, mientras que si lo hacemos tras la pulverización estaremos apelmazando el oidio y no volará con facilidad.

Fuente: Grow Shop SantYerbasi

Espero que este artículo os sea de ayuda para combatir plagas en vuestras plantas.

Saludos verdes a tod@s!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Cultivo hidropónico Vs Cultivo en Tierra Vs Sustrato de Coco

Cultivo de marihuana en tierra

El cultivo en tierra es el más antiguo de todos los utilizados por el hombre. Históricamente se ha venido utilizando este medio por su facilidad, buenos resultados y simpleza. Un cultivador uede variar la tierra en su composición (alterando así las características de ésta), para adaptarla a sus preferencias en el cultivo. De esta forma existen cultivadores que gustan de tierras más esponjosas (con mayor fibra de coco en la mezcla), los hay que prefieren enriquecerla con perlita (mejorando la aireación y la absorción de agua), mientras otros prefieren aumentar los porcentajes de humus de lombriz (conocido fertilizante natural a base de excrementos de gusano para aumentar las capacidades nutricionales de ésta), o con guano de murciélago (para aumentar las reservas de fósforo que ayudarán al crecimiento radicular y a la formación de flores).

Dado el interés de la mayoría de cultivadores de marihuana en obtener flores producidas de forma totalmente orgánica, el cultivo en tierra es uno de los que más interés despierta (por ser el único que puede garantizar unos resultados 100% satisfactorios).

Cultivar plantas de marihuana en tierra

Cuando un cultivador quiere ofrecer a sus plantas el mejor sustrato posible, es recomendable tener en cuenta las características de cada una, y el estadio vegetativo en el que se encuentra. Por ello una planta que está en sus primeros estadios de crecimiento precisa de menos nutrientes que una planta de mayor tamaño con mayor demanda de fertilizantes. Referenciando este punto, es muy recomendable utilizar tierrar ligeras (aquellas mezclas que contienen menos nutrientes y són más esponjosas) para favorecer el crecimiento rápido de las plantas en sus contenedores. Una tierra demasiado abonada, o pesada, puede ralentizar el crecimiento de las plantas y llegar a suponer una sobrefertilización de éstas.

El transplante y el crecimiento

Una semilla de marihuana suele tener un periodo de entre 4-5 semanas antes de ser cambiada al fotoperiodo de floración. Durante este tiempo las plantas demostrarán un crecimiento exponencial (a mayor sea el tamaño mayor será su crecimiento), mientras llegan a su etapa de madurez (momento en el que estarán listas para empezar a florecer). Una técnica bastamente utilizada por cultivadores en todo el mundo es el transplante. El transplante consiste en utilizar macetas de distinto tamaño a lo largo del cultivo para favorecer un crecimiento radicular más completo, al mismo tiempo que abastecemos de nuevos nutrientes a nuestras plantas. Esta técnica suele ser utilizada desde los primeros estadios de las plantas en crecimiento, hasta el cambio de fotoperiodo. Por ejemplo, podemos utilizar macetas de pequeño tamaño (medio litro) para los primeros 10-15 días de la planta, posteriormente transplantarlos a una maceta de mayor tamaño ( 2 litros sería una buena opción) durante la siguiente fase de crecimiento (10-15 días más). Pasado este tiempo (y ya con un tamaño de planta considerable) podríamos colocar las plantas en su maceta definitiva de mayor capacidad (en interior las más utilizadas van desde 5 litros hasta 7 litros). De la misma forma que vamos aumentando el volumen de la maceta, es recomendbale hacer el cambio de una tierra con mayor cantidad de fertilizantes contenidos en ella (mezcla más rica en humus de lombriz)

Siguiendo estos pasos el cultivador puede ahorrarse el abonado de las plantas ya que cada nueva aportación de tierra está ofreciendo:

  • Espacio libre para que las raíces puedan crecer.
  • Nutrientes frescos listos para ser absorvidos por las plantas.

El momento en que las plantas son cambiadas de fotoperiodo a 12h/12h (para que inicien su etapa de floración) es recomendable no realizar mas transplantes ya que las plantas (en mayr medida) dejarán de desarrollar sus raíces, y por tanto no aprovecharían ese nuevo sustrato que se les ha ofrecido. Cultivadores experimentados, conocedores de las reacciones de sus plantas al cambio de maceta, llegan a utilizar los transplantes en el cambio de fotoperiodo para contener el crecimiento de éstas durante unos días (el tiempo  necesitado por las plantas para adaptarse a su nueva maceta). Con este cambio los cultivadores consiguen disponer de mayor cantidad de nutrientes para sus plantas, consiguiendo un tamaño más compacto que si hubieran cambiado la maceta unos días antes. Es justamente ese tamaño compacto lo que les ayudará a conseguir flores más grandes gracias a su tamaño más contenido.

El pH del sustrato utilizada para cultivar marihuana

La tierra para marihuana suele partir de un pH equilibrado cercano al 6,5. Este valor ofrece a las plantas total disponibilidad de absorción de los nutrientes contenidos. Recordamos que el pH del medio es fundamental para la evolución de las jóvenes plantas en éste. Un pH desequilibrado (muy ácido o muy básico) puede ralentizar el crecimiento e incluso causar la muerte de las plántulas. Un sustrato de calidad debe garantizar una mezcla balanzeada que garantice un pH estable durante los primeros días (el pH del sustrato irá variando en función del pH del agua utilizada en los consiguientes riegos). Es debido a esta fluctuación de pH del sustrato que es muy importante controlar el pH del agua que utilizaremos para el riego de las plantas. Un pH equivocado hace que las plantas deban trabajar de forma extra en la transformación de éste en el adecuado (perdiendo tiempo en ello). En este punto cabe matizar que debido a las necesidades de las plantas según la etapa en la que se encuentran puede ser recomendable utilizar un pH ligeramente más ácido durante el crecimiento (un pH cercano al 6 favorece la obsorción de Nitrógeno, elemento muy demandado en ésta etapa), e ir incrementándolo ligeramente conforme la planta avanza en su ciclo hasta la floración final (un pH entre 6,2-6,5 favorecerá la asimilación de nutrientes como el fósforo y el potasio, encargados de la formación y fortificación de las flores).

Cultivo de marihuana en fibra de coco

La fibra de coco es un sustrato inerte y muy ligero (que como hemos comentado suele utilizar en mezclas de tierra para mejorar la capacidad de absorción de agua o la ligereza del sustrato). Al tratarse de un sustrato inerte (sin vida contenida en él), una de sus principales características es que debe ser abonado con nutrientes desde el primer riego. El sustrato de coco es considerado por muchos cultivadores un punto medio entre la tierra y la hidroponía, ya que de la misma forma que ocurre en los sistemas hidropónicos, el cultivador debe seguir un cuidado especial con de sus plantas, que requieren de una mayor atención que aquellas cultivadas en un sustrato rico en nutrientes. Las técnicas utilizadas, comentadas anteriormente son plenamente válidas en el cultivo en fibra de coco.

Los valedores de este sustrato sostienen que gozan de un mayor control sobre la alimentación de sus plantas comparado con las cultivadas en tierra. Este control extra puede suponer un beneficio, en las manos adecuadas, gracias a la capacidad de ofrecer a nuestro jardín sólo aquellos nutrientes que precisan en el estadio concreto.

Nutrientes para cultivar marihuana en fibra de coco

El sustrato a base de fibra de coco es totalmente inerte, por tanto el cultivador deberá añadir nutrientes desde el primer día. Estos nutrientes pueden ser de orígen biológico o mineral, dependiendo de los gustos del cultivador y del método elegido para el riego de las plantas. Mientras los cultivadores que sigan un programa de riegos manual pueden elegir el tipo de fertilizantes y estimuladores a utilizar, aquellos que utilizan sistemas de goteo suelen utilizar fertilizantes minerales para el riego. El uso de este tipo de fertilizantes suele ser justificado por varias razones:

  • Los fertilizantes minerales pueden ser preparados y acumulados en un depósito que alimentará las plantas durante días (los de origen biológico presentan dificultades de disolución ya que pasadas unas horas suelen dividirse como lo hacen agua y aceite, además de favorecer la aparición de plagas derivadas de la composición de éstos).
  • Los fertilizantes biológicos suelen presentar mayor dificultad al cultivador, que deberá revisar diariamente los goteros de riego en busca de posibles acumulación de residuos que pudieran taponar la salida causando la muerte por deshidratación de algunas de las plantas.

Otro factor clave que suele afectar al cultivo en fibra de coco son los micronutrientes (nutrientes consumidos en menor medida que los macronutrientes pero de igual importancia). Al tratarse el coco de un sustrato inerte, no existe vida en él, y por tanto hay una carencia total de éstos elementos en el sustrato. El cultivador debe asegurarse que los fertilizantes que utiliza contengan micronutrientes suficientes, así como macronutrientes, para asegurar la evolución de sus plantas. En este punto recordamos que los fertilizantes específicos para cultivar en fibra de coco suelen ser de los denominados dos partes o A+B, en la que una de sus partes suele contener macronutrientes y la otra micronutrientes, que se combinarán en el agua (nunca entre ellos directamente) para conseguir una mezcla rica en cada uno de los elementos necesarios.

El lavado de raíces en el cultivo con fibra de coco

El lavado de raíces es un punto esencial en el cultivo de marihuana para conseguir unas flores de calidad, sin restos de fertilizante en ellas que puedan enpeorar factores como el sabor, el olor o el efecto. Este campo es especialmente importante cuando los fertilizantes utilizados son de orígen químico (como ya hemos comentado los más utilizados por cultivadores en este tipo de sustrato). Los fertilizantes de origen mineral, además de mayor velocidad de absorción por parte de las plantas, tienen también una mayor duración en éstas. Por tanto es sumamente recomendable establecer periodos de lavado de igual o mayor duración (recomendamos un mínimo de 15 días para asegurar un lavado eficiente. Aún y así, existen productos que pueden ayudar a liberarnos de los nutrientes, utilizados durante el cultivo, que pueden acelerar la descomposición de éstos. Este tipo de productos es bastamente utilizado por cultivadores en coco, así como cultivadores en sistemas hidropónicos, siempre amantes de ganar tiempo al tiempo. A su vez, al ser la fibra de coco un sustrato que suele recibir riegos más amenudo que la tierra (dónde los riegos son menos frecuentes debido a su composición), la tarea de lavado es básicamente cuestión de días y de riegos.

Cultivo de marihuana en sistemas hidropónicos

La hidroponía es un sistema en el que las plantas crecen, sin necesidad de sustrato, gracias a una circulación de agua constante. Este sistema, evolucionado a partir de suelos volcánicos dónde las plantas crecían de forma natural en suelos con circulación de agua constante, es sumamente rápido, especialmente durante la fase de crecimiento, ya que las raíces no tienen resistencia que frene su avance. De igual forma que ocurre con la fibra de coco (que es inerte), los sistemas hidropónicos carecen de sustrato vivo. Es por ello que debe exitir un aporte nutricional equilibrado en cada estadio de la planta. Al no existir un medio que amortigue, en el cultivo hidropónico es muy importante controlar de forma regular las cantidades de minerales disueltos en el agua (conocido por E.C., o electroconductividad del agua, y expresado en PPM (o partes por millón) o en mS/cm (micro Siemens por centímetro).

La hidroponía en sistemas de cultivo de marihuana

La hidroponía es un recurso muy utilizado por cultivadores en todo el mundo. Su beneficio principal suele ser la rapidez de crecimiento, mayor sostenibilidad (no desperdician agua ya que está en constante recirculación) y (en manos expertas) mayor producción final. Estas características hacen de la hidroponía un sistema muy utilizado no sólo por el gremio de la horticultura cannábica, también en el cultivo de otras plantas en interior bajo luz artificial.

Son sistemas complejos en los que se bombea solución nutriente a las palntas, desde un tanque de agua, para luego reconducir toda el agua rechazada (la no bebida) al depósito de nuevo. Esta circulación constante permite al cultivador ofrecer aumentos, y reducciones, de las cantidades de minerales prácticamente al instante (garantizando un control absoluto sobre la fertilización de las plantas). Este control debe ser exhaustivo ya que de lo contrario las plantas padecerán de la pasividad en los cuidados por parte del cultivador llegando a producir cosechas ruinosas para éste.

La calidad del agua el pH y la EC

Si en otros sustratos es importante la calidad del agua, en sistemas hidropónicos éste parámetro toma una relevancia extrema. Las plantas crecerán en este medio y asimilarán todos los nutrientes directamente de él, así que es muy importante que el agua sea de la mayor calidad posible. Para ello considramos indispensable que el agua de partida (a la que luego le añadiremos nutrientes) sea agua osmotizada (agua proveniente de un filtro de osmosis. Los filtros de osmosis son la única forma de conseguir agua con un nivel de nutrientes suficientemente bajo (casi nulo, parecido al agua destilada). Este agua garantiza que, una vez preparada la mezcla, ésta sólo contendrá los nutrientes que el cultivador añada (facilitando la tarea al cultivador tanto en casos de excesos como de carencias).

A un agua de osmosis de partida es recomendable subirle 0,2 de E.C con Calcio, y 0,2 de E.C. de Magnesio, para luego añadirle las dosis de nutrientes que precisen las plantas según su estadio:

  • E.C. recomendada en plantas en primera semana de crecimiento: E.C.= 0,5-0,6
  • E.C. recomendada en plantas en segunda semana de crecimiento: E.C.= 0,6-0,8
  • E.C. recomendada en plantas en tercera semana de crecimiento: E.C.= 0,8-1,0

Ventajas e inconvenientes del cultivo en tierra, fibra de coco y en cultivos hidropónicos

Ventajas del cultivo de marihuana en Tierra

El cultivo de marihuana en tierra tiene entre sus ventajas principales:

  • Mayor facilidad del cultivo
  • Perdona posibles errores del cultivador
  • Ofrece nutrientes contenidos en el sustrato
  • Cultivo 100% biológico (utilizando fertilizantes BIO)
  • Es la forma más económica para empezar en el cultivo en interior

Inconvenientes del cultivo de marihuana en Tierra

El cultivo de marihuana en tierra presenta entre sus inconvenientes principales:

  • Mayor desperdicio de agua (conjuntamente con el de nutrientes)
  • Habitaciones de cultivo más sucias (debido al movimiento de sustrato)
  • Menor control sobre la alimentación exacta de las plantas

Ventajas del cultivo de marihuana en fibra de coco

El cultivo de marihuana en sustrato de coco tiene las siguientes ventajas principales:

  • Mayor control sobre la alimentación de las plantas
  • Mayor capacidad de absorción de agua
  • Crecimiento más rápido (sustrato más ligero)

Inconvenientes principales del cultivo de marihuana en fibra de coco

Cultivar marihuana en sustrato de coco tiene los siguientes inconvenientes principales:

  • Sustrato inerte (mayor dificultad para cultivadores inexpertos)
  • Recomendable utilizar fertilizantes y estimuladores químicos (los biológicos dan problemas)
  • Requiere mayor atención del cultivador hacia sus plantas (y más conocimientos).

Ventajas principales del cultivo de marihuana en hidroponía

La marihuana cultivada en sistemas hidropónicos tiene las siguientes ventajas:

  • Crecimiento más rápido
  • Floración más abundante
  • Consumo de agua más eficiente
  • Mayor capacidad de autonomía del sistema
  • Sistema más limpio
  • Reutilización del sustrato (arlita o arcila expandida)

Principales inconvenientes del cultivo de marihuana en hidroponía

Los sistemas hidropónicos presentan los siguientes inconvenientes principales:

  • Obligatoriedad de un control de los parámetros del agua (E.C. y pH de forma diaria)
  • Mayor tecnificación del cultivo (bombas de aire y agua con sus consiguientes temporizadores)
  • Sistema de alimentación totalmente químico
  • La temepratura del agua debe ser de 21ºC (superiores e inferiores causan profundas mermas en el cultivo)
  • Facidilidad de las plagas en conquistar el sustrato y aruinar el cultivo
  • Necesidad de las plantas de sustentación (los troncos no soportan el peso debido a la falta de sustrato)

Conclusiones acerca del tipo de sustrato a utilizar para el cultivo de marihuana en interior

Como conocedores de los distintos sustratos para el cultivo de marihuana, habiendo realizado cultivos en todos ellos, nuestra experiencia nos dice que cada cultivador tiene su sustrato. Aquellos cultivadores más perezosos, o que prefieren no ser esclavos de sus cultivo deberían decantarse por el cultivo de marihuana en tierra. Aquellos que gusten de los beneficios de la hidroponía pero no tienen los conocimientos, o el presupuesto, para adentrarse en una tecnificación de su cultivo deberían probar el cultivo de marihuana en sustrato de coco. Por último, aquellos cultivadores que disponen de todo el tiempo del mundo, del presupuesto necesario y de las ganas de ver cambios rápidos en sus plantas, deberían probar los sistemas hidropónicos.

Si hablamos de calidad pura y dura, nuestro consejo siempre será el cultivo de marihuana en tierra, ya que este sustrato aporta a las plantas un sabor, olor y calidad inigualable por otros sustrataos.

Si buscamos una relación entre facilidad de cultivo y rendimientos por cosecha, recomendamos el cultivo de marihuana en fibra de coco.

Si lo importante en nuestro cultivo es el volumen, y peso, de nuestras cosechas, vale la pena el esfuerzo extra y cultivar utilizando sistemas hidropónicos.

Buenos humos a tod@s!!!! :  )”’

P.D: Aquí puedes leer otros artículos sobre cultivo de marihuana

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Eliminar el olor a cultivo de marihuana

El olor es una de las características principales de cada variedad de marihuana y uno de los problemas principales de todo cultivador. En general los cultivadores suelen utilizar sistemas para prevenir el olor tanto como mecanismo de defensa contra visitas indeseadas como para mantener su hogar libre de olores intensos que pueden llegar a ser molestos. En este capítulo vamos a detallar los distintos métodos existentes en el mercado para luchar contra el molesto problema de olores durante el cultivo de marihuana en interior, y en época de cosecha. Lee este artículo y amplía tu cobertura por tu seguridad y la de tu cultivo.

El cultivo de marihuana y el olor

La marihuana es una planta profundamente olorosa. Algunas variedades llegan a ser detectables incluso durante el crecimiento (aún y la ausencia de cogollos) haciendo altamente recomendable el uso de elementos para erradicar el olor saliente de nuestros cultivos. Es importante en este aspecto ser especialmente cuidadosos si no queremos que nuestro cultivo sea detectado por vecinos o personas ajenas a él.

En este post vamos a detallar los distintos métodos para luchar contra el olor de la marihuana en el cultivo en interior además de los pros y los contras de cada uno de ellos. Desde Sant Yerbasi animamos a todos los cultivadores a que sean especialmente cuidadosos no limitándose a utilizar elementos de baja o nula funcionalidad ya que de lo contrario pueden sufrir las consecuencias negativas de la detección de su cultivo.

Filtros de carbón activo antiolores (filtros de olores)

El carbón activado es un material muy interesante para combatir el olor de la marihuana. En el mercado existen múltiples filtros de carbón activo listos para ser conectados a la extracción de aire que tengamos instalada en el cultivo indoor. En este aspecto hay que tener en cuenta varios factores: Volumen en metros cúbicos del espacio a limpiar y diámetro del extractor.

El filtro de carbón debería ser siempre del mismo diámetro que el extractor para no provocar estrangulaciones en la salida del aire que podrían derivar en malfuncionamiento de los componentes.

Existen múltiples calidades de filtros de carbón activo en el mercado: Algunos fabricados en materiales más pesados que otros, aunque lo realmente importante de éstos aparatos es la cantidad de carbón activado que contienen ya que de ello depende su capacidad de filtrado del aire.

Generadores de ozono (Ozonizadores para cultivo)

El ozono es O3 con tendencia a mezclarse y compartir su molécula de oxígeno extra con el aire. Los generadores de ozono basan su funcionamiento en la tendencia a mezclarse con las partículas del olor diluyéndolo a base de enriquecerlo con oxígeno. El ozono puede ser utilizado como esterilizador del aire (y agua) ya que es capaz de prevenir contra plagas y bacterias. Su uso es común en hospitales y sitios con circuito de ventilación para purificar el aire.

Los equipos de ozono suelen estar formados por un sistema de lámparas de pirex con mallas en su interior y exterior, y un trasnformador de corriente para crear un campo eléctrico entre ambas mallas. Este campo eléctrico será el que produce el ozono que eliminará cualquier resto de olor.

Un generador de ozono debería ser instalada en el conducto de extracción del aire, en el último tramo previo a la salida de éste al exterior (dejando un mínimo de 4 metros hasta la salida para que se mezcle correctamente con el aire). Es muy recomendable, aún y la instalación de un equipo de ozono, seguir utilizando los filtros de carbón activo por dos razones:

  1. El filtro ayudará que el aire llegue libre de polvo al generador de oozono (polvo que podría ensuciar las lámparas y reducir drásticamente la capacidad de generación de ozono).
  2. La suma de filtro de carbón y ozono garantiza una eliminación total del olor saliente del cultivo.

Enmascaradores de olores (Camufladores de olor)

En el mercado existen también productos camufladores de olor (productos que generan una fragancia de mayor intensidad que la del cannabis y que se sobreponen al olor generado por las plantas). Un claro ejemplo son los productos de la casa ONA (con sus tres formatos disponibles: Ona Gel, Ona Block o Ona liquid). No son la herramienta más eficaz, pero sirven de ayuda especialmente en momentos como la cosecha, o los primeros días del secado, cuando el olor suele ser más intenso. Pueden ser utilizados en la salida del aire, o en una habitación contigua a la del cultivo. Su uso es sencillo, variando su uso dependiendo del formato elegido:

  • Ona Gel: Ona gel son polímeros impregnados en líquido contra olores Ona. Es recomendable untar el gel en el conducto de extracción de aire para que se mezcle con el aire que pasa por éstos. Puede ser utilizado como ambientador de aire colocándole encima el Ona Breeze o Ona Cyclone.
  • Ona Block: El ona block puede ser usado como ambientador para habitaciones contiguas al cultivo o situándolo en el conducto de extracción de aire (mediante el uso de ona control duct). En casos dónde sea utilizado como ambientador de sala puede ser útil practicar unos orificios en la tapa para alargar la vida útil de éste.
  • Ona liquid: El ona líquido es una recarga para el Ona Gel. Una vez los cristales del Ona gel se han quedado secos, podemos rehidratarlos mediante este líquido. cada botella de ona liquid puede ser utilizada hasta 3 veces como recarga de los polímeros del ona Gel ahorrando bastante dinero en el conjunto.

Neutralizadores de olor del cultivo

Los neutralizadores de olor son una de las opciones más recientes para luchar contra el olor producido por el cultivo de marihuana en interior. Su funcionamiento se basa en la vaporización de un líquido (100% natural e inocuo) en el aire. La formulación de este componente líquido es secreta pero asegura un 100% de satisfacción durante su vida útil (alrededor de 6 semanas). El funcionamiento y montaje son sencillos: Basta con colocar el Neutralizer cercano a la entrada de aire del cultivo, para que el vapor proveniente del aparato se mezcle con el ambiente de toda la sala de cultivo. Dada su duración de unas 6 semanas es recomendable su uso especialmente durante las 4-5 últimas semanas de floración + la primera semana de secado). Neutralizer puede ser utilizado también para eliminar por completo los indiscretos olores derivados del consumo de marihuana en casa colocándolo cercano a la puerta. Existen dos modelos de neutralizer a la venta:

  • Neutralizer compact: Pensado para combatir el olor generado por 25-30 plantas en un armario o habitación de cultivo.
  • Neutralizer: Pensado para combatir el olor generado por 120-150 plantas de una habitación de cultivo.

Ambos Neutralizer pueden ser adquiridos con el kit nebulizador o sólo con la recarga para Neutralizer.

Consulta estos y otros artículos sobre cultivo de marihuana

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Ventajas e inconvenientes cultivando Autoflorecientes Vs No-Autos

Cada vez es mayor el interés por las variedades de marihuana autofloreciente. En sus inicios, estas variedades eran utilizadas por cultivadores en exterior por sus características, que permitían su cultivo durante todo el año sin problemas debido a su gen autofloreciente. Con el paso del tiempo y la evolución de la familia autofloreciente, hoy en día encontramos variedades de marihuana autoflorecientes capaces de ofrecer un mejor sabor, mayor tamaño y cantidad de flores. Llegados a este punto es dónde la mayoría de cultivadores, especialmente los no inciados se plantean si cultivar en interior variedades tradicionales o las más novedosas autoflorecientes. Lee este artículo y encuentra solución a algunas de las preguntas que te estás formulando.

Fotoperiodo de luz

Una de las características más destacables de la marihuana es su tradicional dependencia del fotoperiodo de luz al que son sometidas (horas de luz/horas de oscuridad diaria). Las variedades no-autoflorecientes son susceptibles a este cambio en el fotoperiodo y por tanto requieren de unas horas determinadas de luz (y de oscuridad) para poder crecer o florecer:

  • Crecimiento: 18 horas de luz – 6 de oscuridad

  • Floración 12 horas de luz – 12 horas de oscuridad

La principal diferencia de las variedades autoflorecientes es su no dependencia al fotoperiodo de luz. Al no ser dependientes pueden ser cultivadas ( y es recomendable hacerlo así para ganar en producción) a 18h de luz – 6 de oscuridad (o 20 horas de luz –  4 de oscuridad). A esta característica principal se le suma su corto periodo de floración, resultando en plantas de ciclo ligeramente más corto (entre 9 y 12 semanas desde germinación según variedad).

Nuestras pruebas nos indican que en autos es mejor utilizar un único fotoperiodo de luz durante todo el ciclo, mientras que en variedades no-autoflorecientes, siempre que vengamos de semilla y no de esqueje, las producciónes serán más altas siempre que demos un periodo de entre 3-4 semanas de crecimiento (18h/6h) mas luego las correspondientes a 12h/12h.

Sabor de marihuana autofloreciente Vs no-autoflorecientes

El sabor es uno de los argumenos principales de cada variedad de marihuana. En el caso de las variedades no-autoflorecientes podemos encontrar sabores que van de lo más dulce a lo más cítrico pasando por variedades con toques haze, skunk, kush, etc.

Si nos fijamos en variedades autoflorecientes aparece el primer pero: El gen autofloreciente no viene solo y suele traer consigo un sabor muy dominante característico en variedades auto. Este sabor, puede no ser un problema para fumadores poco experimentados, pero es más que probable que fumadores con cierto recorrido echen de menos algo en este aspecto.

Factura eléctrica en cultivo de autos Vs no-autoflorecientes

En anteriores artículos hemos tratado la posibilidad de cultivar variedades no-autoflorecientes en interior directamente a 12h de luz -12h horas de oscuridad desde germinación. Buscando referencias en todos los aspectos este es un punto clave que no deberíamos olvidar: LA FACTURA DE LA LUZ. Si queremos obtener un buen resultado con variedades no-autoflorecientes en el menor tiempo posible la mejor solución es hacer el ciclo completo directamente a 12 horas de luz – 12 horas de oscuridad. Este fotoperiodo, directamente desde germinación, hará que las plantas se desarrollen por un periodo de 3-4 semanas hasta que empiecen a florecer (ahorrándonos 6 horas diarias de consumo energético y muchos dolores de cabeza). Una vez empiezan a florecer sólo habrá que esperar las semanas de floración necesarias para cada variedad.

En las variedades autoflorecientes, como hemos comentado anteriormente, es recomendable por temas de producción cultivar con un fotoperiodo de 20 horas de luz – 4 de oscuridad (también es aceptable 18h de luz – 6h de oscuridad). Este diferencia de horas diaria puede dar más de un susto a algunos cultivadores (cada dos días de autos equivalen al consumo de 3 días de no-autos) en el momento de recibir la factura: 8 horas más de luz  por día multiplicado por 80-90 días es un aumento más que significativo, especialmente en un momento donde la factura es bastante cara.

Efecto de variedades autoflorecientes Vs variedades no-autoflorecientes

De la misma forma que cuando hablamos de sabor en autoflorecientes nos vemos limitados, el efecto no es menos limitación: Las variedades autoflorecientes pueden ser una buena elección para amantes del humo narcótico parecido al de indica. Entre variedades no-autoflorecientes podremos elegir un abanico más amplio de efectos. Especialmente los manates de variedades no-autoflorecientes mayormente sativa verán recompensados sus esfuerzos con un efecto más claro y eufórico.

Dificultades del cultivo de autos Vs no-autos en interior

Amenudo los cultivadores menos experimentados tienen la creencia que las plantas autoflorecientes piden menos cuidados. La realidad dista mucho de esto aunque con matices: Una planta autofloreciente suele tener un ciclo de vida rápido de entre 8 y 12 semanas desde germinación. Si tomamos 8 semanas como referencia, al estar menos tiempo vivas, ciertamente es probable que tengamos menos problemas y/o carencias o excesos. El dilema viene en las autoflorecientes de 10-12 semanas (curiosamente, las que suelen ser mas productivas). En estas plantas el ciclo ya no es tan rápido (comparándolas con una indica cultivada en un ciclo de 12h/12h constante de principio a fin) ya es el mismo tiempo que hubiéramos tardado en cultivar variedades indicas no-autoflorecientes. Es mas, en estos casos debido al fotoperiodo de luz (y al clima en el que sobreviven las plantas) las autoflorecientes suelen ofrecer mas problemas que las no-autos. El cultivador deberá afrontar periodos de luz mas largos, humedades más bajas y posibles plagas derivadas del la conjunción de los anteriores. Hablando en términos de nutrientes, las autoflorecientes crecen y florecen de la misma forma que lo harían sus parientes las no-autos. Así pues los requerimientos ( para que a la planta no le falte de nada) serán parecidos: Estimulador de raíces, fertilizante de crecimiento, fertilizante de floración y estimulador de floración. Decir que las autos no precisan fertilizantes no es mentira (poder, pueden pasar sin ellos) pero el rendimiento descenderá drásticamente si no lo hacemos.

Lee la conclusión final del artículo Autoflorecientes Vs No-Autoflorecientes

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Riego automático de plantas durante nuestra ausencia

El periodo estival es la época perfecta para el cultivo de marihuana en exterior. El verano no sólo destaca por ser la temporada del cultivo de exterior, si no también por las altas temperaturas que las plantas llegan a soportar bajo la luz del sol. Durante el mes de julio el riego de las plantas no suele suponer un problema ya que el cultivador suele estar presente y es capaz de regar la cantidad necesaria para mantener las plantas en perfecto estado. Llegados a primeros de agosto, cuando la mayoría suele irse unos días de vacaciones es cuando las plantas tienen mayor demanda hídrica y de nutrientes por lo que es recomendable solventar el sistema de riego para asegurar que las plantas sigan en perfecto estado hasta nuestra vuelta.

En este capítulo vamos a hablar sobre sistemas de riego recomendables para el cultivo de marihuana en exterior en terrazas y jardines para que las plantas de marihuana mantengan todo su vigor hasta nuestra vuelta.

Lo primero que debemos tener presente para asegurar el abastecimiento de agua necesario es el consumo diario por planta. Llegados al mes de agosto, el calor suele hacer acto de presencia y las plantas precisan del máximo de agua para no desfallecer.

Lo primero que debemos medir es la cantidad de agua necesaria (diaria) para mantener las plantas en perfecto estado. Una forma fácil es llenar un envase y utilizarlo para el riego de una planta (en caso de ser necesario repetir la acción hasta dejar la planta completamente regada).

Una vez sabemos el volumen total de agua por planta es el momento de estudiar los distintos métodos para el abastecimiento continuado durante nuestros días de ausencia.

En el mercado existen distintos métodos para mantener las plantas hidratadas:

Programador de riego: Los programadores de riego son una de las mejores opciones si nuestra estadía fuera de casa va a ser prolongada. Son fácilmente acoplables a una toma de agua y a manguera. Estos aparatos permiten programar cada cuantas horas queremos que riegue (por cada 24 horas) y de cuántos minutos debe ser cada riego. En casos dónde el cultivador tiene varias plantas, sólo será necesario obtener un divisor de manguera que multiplique la única salida en la cantidad que precisemos.

Plato o bandeja: Si vamos a estar uno, o máximo dos días fuera de casa, las bandejas o platos para cada maceta suelen ser una buena opción. Sólo hay que regar al máximo cada una de las plantas y una vez realizada esta operación añadir agua directamente al plato o bandeja para que mantenga una reserva extra que permita pasar el fin de semana. En estos casos es importante que el sol no incida directamente en la bandeja ya que calentaría el agua en exceso y podría dar problemas al cultivador.

Botella o garrafa de agua: Es un método muy sencillo y rudimentario pero que ofrece buenos resultados en un plazo corto de tiempo. Sólo es necesario llenar la botella o garrafa con agua y realizar un pequeño orificio en el tapón lo suficientemente pequeño para clavarle un palillo y que quede perfectamente sujeto. La madera del palillo permitirá la filtración del agua, gota a gota, lentamente. Una vez el sistema está armado sólo tenemos que colocar la garrafa boca abajo para que empiece a degotar. Este sistema es muy válido si sólo vamos a estar fuera por 24 horas, en casos dónde nuestra estancia fuera sea más prolongada deberíamos optar por otros métodos.

Tanque de agua y bomba para riego: Si no disponemos de manguera en la terraza, o jardín, el uso de una bomba de agua y un tanque contenedor puede ser una gran solución a nuestros problemas. El sistema es sencillo y sólo precisa de una toma de corriente (para la bomba de agua) y un temporizador para controlar el bombeo del agua. El caudal que ofrezca la bomba habrá que dividirlo entre el número de plantas de las que dispongamos. El sistema es fácil de montar con manguera de riego y conectores que dividan el caudal en varias salidas.

Riego por decantación: Este sistema es muy económico y de fácil uso. Sólo es necesario situar un depósito suficientemente grande para nuestras necesidades a una altura superior a la de las plantas (es muy útil utilizar depósitos con salida de agua mediante grifo en su zona inferior). Situado el depósito en el lugar adecuado sólo es necesario colocar tubo de riego y unos divisores hasta cada una de las plantas, la gravedad hará el resto. Para regular el caudal de agua que necesitemos podemos actuar de dos formas:

  1. Utilizar la llave del depósito dejándola más o menos abierta según necesidad.
  2. Instalar gotero en el extremo del tubo que alimenta las plantas, para estrangular la salida y que la cantidad de agua que perciben por goteo sea menor.

Kit Easy2Go de Autopot: El sistema de esta empresa es sencillo, económico y permite hasta 4 semanas de riego en nuestra ausencia. No son necesarias pilas, ni toma de corriente, y garantiza la supervivencia de las plantas hasta nuestra vuelta. El Sistema Easy to Go de Autopot gestiona los periodos de húmedo-seco de la tierra, para favorecer la oxigenación del sustrato, permitiendo el paso de agua una vez la tierra está necesitada de un nuevo riego.

Lee el artículo completo sobre riego automático

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Todos los cultivadores hemos pasado por la experiencia de nuestro primer cultivo, ya sea en interior o en exterior. En los primeros pasos, el cultivador suele verse con demasiada información cosa que suele producir gran confusión. Desde Sant Yerbasi, conocedores de esta problemática, tratamso de solventar todos los problemas que aparecen a nuestros cultivadores, pero además intentamos ofrecerles consejos sencillos de aplicar que les permitan no ser tan dependientes de sus plantas. Cultivar es un arte en el que la experiencia se va ganando con el tiempo y no hay que tener prisa ni querer saltarse pasos en el camino.

Tal y como hemos comentado, tras años asesorando a cultivadores desde nuestras tiendas detectamos fácilmente cuando alguien ha leído libros, visto videos o se ha empapado de información teórica en foros y demás (cosa que está muy bien pero no es la solución). Amenudo los cultivadores noveles tienden a creer que tras leer un poco ya lo saben todo de las plantas y ahí aparecen los primeros problemas: Problemas derivados de la falta de experiencia en cultivos (especialmente de práctica), y con confusiones generadas por una gran cantidad de información mezclada en sus cabezas.

El primer consejo que ofrecemos a nuestros clientes es no querer precipitarse. Cuando uno empieza a cultivar lo primero que debe tener claro es que es principiante y que (aunque pueda tener suerte) es normal que ocurran cosas durante el ciclo. Estas pequeñas incidencias suelen ser de carácter general ya sea provocadas por plagas, falta, o exceso de fertilizante, o a un emplazamiento del cultivo no ideal.

Vamos a describir situaciones y su posible solución:

germinar marihuana

Germinación: Existen muchos y muy variados métodos (en el mundo de la jardinería) para germinar semillas. El caso del cannabis no es distinto así que puede encontrarse en internet múltiples informaciones acerca de cómo germinar semillas de marihuana: Un vaso con agua, entre papeles húmedos, en un jiffy, directamente en suelo… Cada una de estas técnicas tiene sus ventajas e inconvenientes así que desde Sant Yerbasi solemos recomendar el método que a nosotros nos ha ofrecido mejores resultados y más éxito en la germinación: Germinar entre papel de rollo (del de cocina) húmedo entre dos platos.

Por qué? Declinamos el método del vaso con agua por ser susceptible de causar un exceso de agua en las semillas y una pérdida excesiva de la capacidad germinativa de éstas. En el caso de germinar en jiffy o directamente en el suelo: Es fácil perder el control de qué está pasando si, tras unos días, la semilla no ha germinado. El caso del suelo es especialmente crítico ya que la profundidad a la que se ponen las semillas en el momento de situarlas en el suelo también puede ser crítica: muchas veces ocurre que la semilla sí germina pero no llega a salir a la superfície por encontrarse demasiado enterrada bajo tierra. *Muchos bancos de semillas requieren de aquellas semillas que no han germinado para efectuar devoluciones (en caso de paquete defectuoso), si el método para germinar no es el adecuado el cultivador puede estar seguro que no se procederá al cambio achacando una mala germinación por su parte.

maceta grande blanca

root-pouch-marihuana

maceta-porexpan-marihuana

La maceta: Pasado el primer escollo que supone germinar las semillas, una vez disponemos de los germinados, sólo es necesario situarlos en el sustrato elegido (previamente humedecido). Ya que el sustrato ha sido humedecido antes de poner la semilla, no precisará de cuidados hasta pasados unos días. El cultivador puede hacer lo que le plazca: Situar las semillas en la maceta definitiva (de mayor tamaño, o del  tamaño máximo deseado) o proceder a la técnica de los transplantes. Esta técnica, muy extendida, favorece el crecimiento radicular así como a la estructura de las plantas durante todo el ciclo de crecimiento. La técnica es sencilla: Se empieza con una maceta de tamaño medio (10-15 litros), de ahí, más adelante se debería pasar a una de tamaño medio (25-30 litros) y posteriormente a la definitiva (de 40-70 litros). Haciendo transplantes, un conseguiremos una estructura de planta más fuerte, y alargaremos el tiempo necesario hasta empezar a fertilizar nuestras plantas, ya que cada transplante supone añadir tierra (cargada de nutrientes que solucionará posibles demandas por parte de la planta.

*Un consejo importante, especialmente en cultivos de exterior a pleno sol, es no utilizar macetas negras de plástico fino: Las macetas para interior suelen ser negras y cuadradas para aprovechar el espacio, además de más finas ya que no precisan de demasiado grosor debido al tamaño de planta que albergarán. Lo recomendable en exterior es utilizar macetas de plástico blanco con paredes sensiblemente más gruesas, macetas de porexpan (aislante térmico) o macetas (de reciente aparición) fabricadas en geotextil (root pouch, smart pots, etc). Aquellos cultivadores que prefieran ahorrarse los transplantes (ya sea por miedo a romper la planta o por suciedad generada, recomendamos vigilar especialmente la cantidad de agua necesaria por riego de las plantas. Podéis visitar estos dos enlaces: Cuando y cómo regar las plantas de marihuana y cómo regar marihuana correctamente en los que se explica cómo y cuando regar la marihuana en función de su estado. Recordamos que el sustrato debe pasar por periodos de seco y periodos de húmedo (entendiéndose seco como el punto previo a la sequedad total y húmedo como el punto dónde el sustrato no es capaz de absorver más agua).

nutrientes-marihuana

Nutrientes: Una planta de cannabis precisa de macro nutrientes y micro nutrientes. Los macro-nutrientes són aquellos que consume mayormente y los micro-nutrientes son aquellos que son consumidos por las plantas en pequeñas dosis. Ya que partimos de un sustrato abonado (prohibido tierras de los chinos) en un primer estadio de las plantas no deberíamos plantearnos carencia de nutrientes gracias a la calidad de éste. Hoy en día existen múltiples marcas de sustrato especializadas en el cultivo de marihuana, como Canna, Plagron o Biobizz, recomendamos el uso de éstas por su gran calidad, desparasitación y composición.

Pasado un periodo inicial (que puede variar en función del tamaño de maceta y planta entre 2-4 semanas) la zona inferior de las plantas dará muestras de falta de nutrientes en forma de amarilleamiento de sus hojas. Llegados a este punto el cultivador puede hacer dos cosas:

  1. Transplantar a maceta con mayor tamaño.

  2. Empezar a abonar las plantas en cada riego.

Tal y como hemos comentado, el transplante ofrecerá tierra nueva (con nutrientes) a nuestras plantas cosa que solucionará, temporalmente, las necesidades nutritivas de estas por unos días/semanas mas.

Si el cultivador prefiere optar por la fertilización hay que tener un concepto muy claro: Los nutrientes deben ser aplicados en su dosis correcta, ni más ni menos de lo que la planta es capaz de asimilar. Existen fertilizantes líquidos y fertilizantes sólidos. Entre los líquidos podemos aplicar tomando la referencia de las dosis recomendadas por cada fabricante (y recordando que una planta pequeña probablemente quiera menos dosis que una planta adulta con un tamaño considerable). La segunda opción, muy recomendable para cultivadores primerizos (y para aquellos que quieran instalar riegos automáticos) es la utilización de fertilizantes sólidos de disolución lenta tipo humus de lombriz, guano de aves marinas (no confundir con guano de murciélago aplicable durante la floración), y harinas compuestas ricas en nitrógeno. Los fertilizantes sólidos no precisan del cultivador haciendo mezclas y son más fáciles de gestionar: El cultivador aplica una cantidad de fertilizante sólido en la superfície del sustrato para que la disolución vaya ocurriendo a lo largo de los días. La gran ventaja de este método es el ahorro en dolores de cabeza del cultivador, además de psoibles errores en la preparación de la mezcla.

Llegados al periodo de floración el cultivador sólo tendrá que sustituir el uso de fertilizantes sólidos, ricos en nitrógeno, por otros más adecuados para abonado de frutos (como el guano de murciélago) y aplicarlo de la misma forma comentada anteriormente.

*En caso de plantas grandes, o con tendencia al amarilleamiento se aplicarán ambos fertilizantes sólidos (de crecimiento y de floración): El de crecimiento mantendrá la planta verde y sana mientras el de floración aportará lo necesario para una proliferación abundante de flores.

plagas-marihuana

lucha-biologica-marihuana

Plagas: El cultivo en exterior, especialmente en las ciudades, dónde existe un ambiente más sucio y menos equilibrado, suele ser especialmente delicado en temas de plagas del cultivo. Cultivadores que tienen sus plantas en áticos, terrazas o patios interiores entre edificios, suelen acusar la falta de depredadores naturales que controlen el equilibrio en el ecosistema y mantengan un ambiente libre de plagas. En estos casos, y en otros dónde las hojas manifiestan picadas de algún insecto o ácaro, es importante que el cultivador actue rápidamente para mantener su planta libre de insectos. Las plagas más comunes suelen ser: Araña roja, trips, mosca blanca, orugas y oidio. En cualquiera de estos casos la mejor forma de luchar contra ellos es con productos específicos de origen mineral en crecimiento o biológico durante la floración. Si aún no hemos percibido ningún ataque de estos no está de mas utilizar productos biológicos como el jabón potásico, propóleo o bacillus thuringuensis, para prevenir la aparición de plagas en nuestras plantas. Uno de los puntos más importantes para mantener plantas sanas es que las plagas no lleguen a manifestarse. Si actuamos de forma preventiva es el mejor remedio para no tener plagas (a veces aún y hacerlo éstas aparecerán y nos obligarán a pulverizar más amenudo de lo deseado). Una buena política de prevención es pulverizar a las plantas de marihuana productos ecológicos preventivos durante el crecimiento y la floración una vez cada 5-7 días. En caso de detección de alguna plaga en concreto es rpeferible reducir el plazo entre aplicaciónes para aumentar la resistencia a éstas. *MUY IMPORTANTE.: Los productos contra la lucha de plagas actúan con mayor eficacia si el agua utilizada es osmotizada o de mineralización débil. Ya que vía pulverización el consumo de agua es muy bajo, es preferible comprar el agua requerida que utilizar la proporcionada por el ayuntamiento.

punto óptimo para la cosecha marihuana

El punto óptimo para la cosecha de marihuana: Llegados al final del ciclo, variable según variedad y planta, es importante elegir bien el momento. Un corte prematuro disminuye la producción, el sabor y el olor de las flores secas. Ya que hemos cuidado de nuestras plantas con esmero durante meses, es importante no precipitarse en el corte y estropearlo todo. Cada variedad, y dentro de cada avriedad cada planta, tiene su punto óptimo de maduración según condiciones atmosféricas puntuales (la misma planta en zonas distintas puede variar ligeramente su día de cosecha, de la misma forma que puede variar según el año y las condiciones climáticas concretas. En anteriores artículos hemos hablado sobre cuando es el momento exacto para cortar las plantas de marihuana. Hay que tener en cuenta avrios parámetros:

  • Información aportada por cada banco de semillas (es una información APROXIMADA sobre las fechas en las que puede rondar su cosecha).

  • Evolución de la madurez de los cogollos (un seguimiento de cómo ha ido evolucionando la planta nos permitirá calcular cuanto le queda para acabar su ciclo).

  • Tono de los tricomas (un color blanquecino muestra que aún le queda mientras que un tono más ámbar es señal de madurez).

  • Climatología de las próximas semanas (si la predicción dice lluvias para las proximas semanas, y nuestra planta está casi casi lista para cosechar, puede ser recomendable cortar ligeramente antes que arriesgarse a perderlo todo por culpa de las lluvias.

secado-marihuana

Secado de marihuana: El secado de las plantas de marihuana depende de las condiciones climatológicas a las que estemos sujetos. Si vivimos en un clima muy húmedo es recomendable que practiquemos manicuras exaustivas para prevenir la aparición de moho o podredumbre en los cogollos. Si, de lo contrario, vivimos en zonas muy secas puede ser de ayuda mantener las hojas para que ayuden a prevenir de una deshidratación demasiado rápida. El secado debe ocurrir durante los 15-21 días posteriores a la cosecha, y es recomendable, dentro de lo posible, mantener humedades relativas en torno al 40%-60%. Para un buen secado  necesitamos una habitación con corriente de aire continua (renovar el aire evita aumentos repentinos de la humedad así como previene de plagas), y oscuridad máxima. Secar las plantas en zonas con luz puede ocasionar una degradación del THC de éstas además de acelerar el procesod e secado (no recomendable).

curado-envasado-marihuana

Curado y envasado de marihuana: Transcurridos los días necesarios para el secado suele ser útil como referencia acudir a las ramas secas e intentar partirlas. Si la rama chasquea es buen síntoma y podemos proceder al envasado, mientras que si aún mantiene un punto de humedad es preferible esperar unos días mas. Como envase para su conservación podemos utilizar cajas de madera o botes de cristal (en nuestro caso recomendamos botes de cristal gracias al mejor sellado de cierre, además de alojar menor cantidad de aire en su interior: el aire oxida y queremos prevenir la oxidación de las plantas). En un primer paso dispondremos la mayor cantidad de flores secas dentro del bote (sin apretar demasiado) y dejaremos el bote abierto durante 24h-48h horas. A partir de ese momento podemos mantener cerrado el envase y alojarlo en un lugar fresco de la casa (preferiblemente lejos de los rayos del sol). Recordamos que el sellado en botes de cristal está pensado para mantener las flores en un estado lo más fresco posible manteniendo un punto mínimo de humedad perfecto para el almacenaje prolongado. Si queremos consumir las flores bastará con sacar los cogollos del bote y mantenerlos fuera durante unas horas, el aire hará el resto para que podamos consumir nuestras flores en el mejor estado posible.

Consulta este y otros artículos sobre cultivo marihuana

Publicado en Como almacenar marihuana, Como curar marihuana, Como secar marihuana, consejos de cultivo, Consejos floración marihuana, Cultivar marihuana en Julio, Cultivo de marihuana, cultivo exterior, Grow Shop, growshop, jardinería y cultivo, Prevenir plagas en cannabis, Prevenir plagas en marihuana | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cómo hacer esquejes de marihuana paso a paso

Los esquejes son uno de los métodos más utilizados en el cultivo de interior. Algunos cultivadores también utilizan la técnica del esquejado para multiplicar el número de plantas en su jardín (ahorrándose la compra de un mayor número de semillas). En este capítulo vamos a detallar, paso a paso, como hacer esquejes de una planta de marihuana, trucos y consejos para conseguir el 100% de éxito haciendo esquejes.

Qué es el esquejado de marihuana?

Se entiende por esqueje de una planta, el corte de la sección necesaria para la regeneración de ésta. Un esqueje es una copia genética de la planta madre de la que proviene, así que en él está descrito todo el ADN de la planta madre (sexo, morfología y cualidades). La técnica del esquejado consiste en cortar secciones de la planta madre (para hacerlos enraizar y que puedan devenir nuevas plantas genéticamente iguales).

La técnica del esquejado es súmamente útil en interior (donde las ligeras diferencias entre semillas complican la vida a los cultivadores), y en exterior (para multiplicar el número de plantas por jardín). Los mejores esquejes de marihuana son los que provienen de las partes superiores de la planta madre (son los que perciben mayor luz y más energía de la planta).

clonex-marihuana

Cómo hacer esquejes?

Para hacer un esqueje de una planta de marihuana (no imorta si es macho o hembra) debemos disponer de una planta madre suficientemente grande como para poder cortarle algunas ramas y que su supervivencia no se vea afectada. El tamaño de la rama necesaria para hacer un esqueje debería no ser inferior al largo de un bolígrafo, y debería disponer de 5 a 7 nudos a su largo. La técnica del esquejado se basa en realizar una sección de la rama con el tamaño y los brotes necesarios (a 45º para evitar embolias en el esqueje). Para que planta madre y esqueje puedan seguir su ciclo correctamente debemos realizar el corte de la rama dejando brotes por debajo del corte (para que  la madre pueda rebrotar y dar nuevos esquejes.

Qué tamaño necesita una planta para poder esquejarla?

Una vez la planta se ha desarrollado y logrado un tamaño mínimo puede ser esquejada con altas probabilidades de éxito. Como media podríamos decir que una vez las plantas miden unos 40-50 cm son aptas para poder sacarles esquejes. A mayor sea el tamaño de la planta madre, mayores opciones de esquejado (y mayores probabilidades de éxito) tendremos.

Cuánto tarda un esqueje de marihuana en enraizar?

El tamaño del esqueje, así como el de la planta madre (especialmente en exterior dónde las plantas son grandes con ramas y troncos gruesos) puede marcar mucho el tiempo que tarde en enraizar, así como las capacidades futuras como plantas. Aquellas plantas que tarden más días de los esperado (lo habitual es 12-15 días) en enraizar probablemente se desarrollarán más lentamente y con menos vigorosidad que los más rápidos en hacer raíces (derivado del estrés sufrido al enraizar).

Qué temperatura es mejor para enraizar esquejes?

Los esquejes (de la misma forma que las plantas adultas) reaccionan negativamente a climas extremos. Un calor muy intenso puede deshidratar las plantas y provocarles la muerte rápidamente. También pueden verse afectados por un frío intenso llegándose a paralizar las funciones vitales de la planta (entre ellas el enraizado). La mejor temperatura para enraizar esquejes es entre 22ºC y 26ªC.

Va a sufrir mi esqueje al cortarlo de la planta madre?

Cortar una rama y hacer que saque raíces supone un estrés en la planta (relativo, pero un estrés). La mejor forma para evitar un estrés excesivo en un esqueje es conseguir que enraíce rápidamente. El cultivador debe entender que el número de días transcurridos, entre el corte de la rama y la aparición de las primeras raíces, son clave: A menos días menor será el estrés.

enraizado clon marihuana

Qué condiciones favorecen un enraizado rápido y sin estrés?

En un proceso hostil para las plantas (como es el esquejado) es importante conocer las condiciones climáticas que pueden ayudar a tener mayor éxito. En el momento que realizamos el corte y tenemos un esqueje (sin raíces) es importante facilitarle toda la humedad ambiente que nos sea posible. La explicación es sencilla: Con humedades ambiente altas la planta podrá absorver agua utilizando sus hojas (y los recursos contenidos en ellas) y seguir con el proceso del enraizado. Humedades relativas en torno al 80% son recomendables. Los invernaderos son muy útiles para este fin (es mucho más fácil controlar los parámetros que necesitamos). Muchos cultivadores utilizan también hormonas para enraizado en el momento del corte (para favorecer la aparición de nuevas raíces en el tallo).

Te interesa este artículo? Lee el post completo de cómo hacer esquejes de marihuana

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario