Cultivar en interior: Autoflorecientes Vs No-autoflorecientes

Cada vez es mayor el interés por las variedades de marihuana autofloreciente. En sus inicios, estas variedades eran utilizadas por cultivadores en exterior por sus características, que permitían su cultivo durante todo el año sin problemas debido a su gen autofloreciente. Con el paso del tiempo y la evolución de la familia autofloreciente, hoy en día encontramos variedades de marihuana autoflorecientes capaces de ofrecer un mejor sabor, mayor tamaño y cantidad de flores. Llegados a este punto es dónde la mayoría de cultivadores, especialmente los no inciados se plantean si cultivar en interior variedades tradicionales o las más novedosas autoflorecientes. Lee este artículo y encuentra solución a algunas de las preguntas que te estás formulando.

Fotoperiodo de luz

Una de las características más destacables de la marihuana es su tradicional dependencia del fotoperiodo de luz al que son sometidas (horas de luz/horas de oscuridad diaria). Las variedades no-autoflorecientes son susceptibles a este cambio en el fotoperiodo y por tanto requieren de unas horas determinadas de luz (y de oscuridad) para poder crecer o florecer:

  • Crecimiento: 18 horas de luz – 6 de oscuridad

  • Floración 12 horas de luz – 12 horas de oscuridad

La principal diferencia de las variedades autoflorecientes es su no dependencia al fotoperiodo de luz. Al no ser dependientes pueden ser cultivadas ( y es recomendable hacerlo así para ganar en producción) a 18h de luz – 6 de oscuridad (o 20 horas de luz –  4 de oscuridad). A esta característica principal se le suma su corto periodo de floración, resultando en plantas de ciclo ligeramente más corto (entre 9 y 12 semanas desde germinación según variedad).

Nuestras pruebas nos indican que en autos es mejor utilizar un único fotoperiodo de luz durante todo el ciclo, mientras que en variedades no-autoflorecientes, siempre que vengamos de semilla y no de esqueje, las producciónes serán más altas siempre que demos un periodo de entre 3-4 semanas de crecimiento (18h/6h) mas luego las correspondientes a 12h/12h.

Sabor de marihuana autofloreciente Vs no-autoflorecientes

El sabor es uno de los argumenos principales de cada variedad de marihuana. En el caso de las variedades no-autoflorecientes podemos encontrar sabores que van de lo más dulce a lo más cítrico pasando por variedades con toques haze, skunk, kush, etc.

Si nos fijamos en variedades autoflorecientes aparece el primer pero: El gen autofloreciente no viene solo y suele traer consigo un sabor muy dominante característico en variedades auto. Este sabor, puede no ser un problema para fumadores poco experimentados, pero es más que probable que fumadores con cierto recorrido echen de menos algo en este aspecto.

Factura eléctrica en cultivo de autos Vs no-autoflorecientes

En anteriores artículos hemos tratado la posibilidad de cultivar variedades no-autoflorecientes en interior directamente a 12h de luz -12h horas de oscuridad desde germinación. Buscando referencias en todos los aspectos este es un punto clave que no deberíamos olvidar: LA FACTURA DE LA LUZ. Si queremos obtener un buen resultado con variedades no-autoflorecientes en el menor tiempo posible la mejor solución es hacer el ciclo completo directamente a 12 horas de luz – 12 horas de oscuridad. Este fotoperiodo, directamente desde germinación, hará que las plantas se desarrollen por un periodo de 3-4 semanas hasta que empiecen a florecer (ahorrándonos 6 horas diarias de consumo energético y muchos dolores de cabeza). Una vez empiezan a florecer sólo habrá que esperar las semanas de floración necesarias para cada variedad.

En las variedades autoflorecientes, como hemos comentado anteriormente, es recomendable por temas de producción cultivar con un fotoperiodo de 20 horas de luz – 4 de oscuridad (también es aceptable 18h de luz – 6h de oscuridad). Este diferencia de horas diaria puede dar más de un susto a algunos cultivadores (cada dos días de autos equivalen al consumo de 3 días de no-autos) en el momento de recibir la factura: 8 horas más de luz  por día multiplicado por 80-90 días es un aumento más que significativo, especialmente en un momento donde la factura es bastante cara.

Efecto de variedades autoflorecientes Vs variedades no-autoflorecientes

De la misma forma que cuando hablamos de sabor en autoflorecientes nos vemos limitados, el efecto no es menos limitación: Las variedades autoflorecientes pueden ser una buena elección para amantes del humo narcótico parecido al de indica. Entre variedades no-autoflorecientes podremos elegir un abanico más amplio de efectos. Especialmente los manates de variedades no-autoflorecientes mayormente sativa verán recompensados sus esfuerzos con un efecto más claro y eufórico.

Dificultades del cultivo de autos Vs no-autos en interior

Amenudo los cultivadores menos experimentados tienen la creencia que las plantas autoflorecientes piden menos cuidados. La realidad dista mucho de esto aunque con matices: Una planta autofloreciente suele tener un ciclo de vida rápido de entre 8 y 12 semanas desde germinación. Si tomamos 8 semanas como referencia, al estar menos tiempo vivas, ciertamente es probable que tengamos menos problemas y/o carencias o excesos. El dilema viene en las autoflorecientes de 10-12 semanas (curiosamente, las que suelen ser mas productivas). En estas plantas el ciclo ya no es tan rápido (comparándolas con una indica cultivada en un ciclo de 12h/12h constante de principio a fin) ya es el mismo tiempo que hubiéramos tardado en cultivar variedades indicas no-autoflorecientes. Es mas, en estos casos debido al fotoperiodo de luz (y al clima en el que sobreviven las plantas) las autoflorecientes suelen ofrecer mas problemas que las no-autos. El cultivador deberá afrontar periodos de luz mas largos, humedades más bajas y posibles plagas derivadas del la conjunción de los anteriores. Hablando en términos de nutrientes, las autoflorecientes crecen y florecen de la misma forma que lo harían sus parientes las no-autos. Así pues los requerimientos ( para que a la planta no le falte de nada) serán parecidos: Estimulador de raíces, fertilizante de crecimiento, fertilizante de floración y estimulador de floración. Decir que las autos no precisan fertilizantes no es mentira (poder, pueden pasar sin ellos) pero el rendimiento descenderá drásticamente si no lo hacemos.

Quieres saber las conclusiones de este artículo sobre cultivo interior? Ves al artículo completo sobre cultivar semillas Autoflorecientes VS No-autoflorecientes

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s