Todos los cultivadores hemos pasado por la experiencia de nuestro primer cultivo, ya sea en interior o en exterior. En los primeros pasos, el cultivador suele verse con demasiada información cosa que suele producir gran confusión. Desde Sant Yerbasi, conocedores de esta problemática, tratamso de solventar todos los problemas que aparecen a nuestros cultivadores, pero además intentamos ofrecerles consejos sencillos de aplicar que les permitan no ser tan dependientes de sus plantas. Cultivar es un arte en el que la experiencia se va ganando con el tiempo y no hay que tener prisa ni querer saltarse pasos en el camino.

Tal y como hemos comentado, tras años asesorando a cultivadores desde nuestras tiendas detectamos fácilmente cuando alguien ha leído libros, visto videos o se ha empapado de información teórica en foros y demás (cosa que está muy bien pero no es la solución). Amenudo los cultivadores noveles tienden a creer que tras leer un poco ya lo saben todo de las plantas y ahí aparecen los primeros problemas: Problemas derivados de la falta de experiencia en cultivos (especialmente de práctica), y con confusiones generadas por una gran cantidad de información mezclada en sus cabezas.

El primer consejo que ofrecemos a nuestros clientes es no querer precipitarse. Cuando uno empieza a cultivar lo primero que debe tener claro es que es principiante y que (aunque pueda tener suerte) es normal que ocurran cosas durante el ciclo. Estas pequeñas incidencias suelen ser de carácter general ya sea provocadas por plagas, falta, o exceso de fertilizante, o a un emplazamiento del cultivo no ideal.

Vamos a describir situaciones y su posible solución:

germinar marihuana

Germinación: Existen muchos y muy variados métodos (en el mundo de la jardinería) para germinar semillas. El caso del cannabis no es distinto así que puede encontrarse en internet múltiples informaciones acerca de cómo germinar semillas de marihuana: Un vaso con agua, entre papeles húmedos, en un jiffy, directamente en suelo… Cada una de estas técnicas tiene sus ventajas e inconvenientes así que desde Sant Yerbasi solemos recomendar el método que a nosotros nos ha ofrecido mejores resultados y más éxito en la germinación: Germinar entre papel de rollo (del de cocina) húmedo entre dos platos.

Por qué? Declinamos el método del vaso con agua por ser susceptible de causar un exceso de agua en las semillas y una pérdida excesiva de la capacidad germinativa de éstas. En el caso de germinar en jiffy o directamente en el suelo: Es fácil perder el control de qué está pasando si, tras unos días, la semilla no ha germinado. El caso del suelo es especialmente crítico ya que la profundidad a la que se ponen las semillas en el momento de situarlas en el suelo también puede ser crítica: muchas veces ocurre que la semilla sí germina pero no llega a salir a la superfície por encontrarse demasiado enterrada bajo tierra. *Muchos bancos de semillas requieren de aquellas semillas que no han germinado para efectuar devoluciones (en caso de paquete defectuoso), si el método para germinar no es el adecuado el cultivador puede estar seguro que no se procederá al cambio achacando una mala germinación por su parte.

maceta grande blanca

root-pouch-marihuana

maceta-porexpan-marihuana

La maceta: Pasado el primer escollo que supone germinar las semillas, una vez disponemos de los germinados, sólo es necesario situarlos en el sustrato elegido (previamente humedecido). Ya que el sustrato ha sido humedecido antes de poner la semilla, no precisará de cuidados hasta pasados unos días. El cultivador puede hacer lo que le plazca: Situar las semillas en la maceta definitiva (de mayor tamaño, o del  tamaño máximo deseado) o proceder a la técnica de los transplantes. Esta técnica, muy extendida, favorece el crecimiento radicular así como a la estructura de las plantas durante todo el ciclo de crecimiento. La técnica es sencilla: Se empieza con una maceta de tamaño medio (10-15 litros), de ahí, más adelante se debería pasar a una de tamaño medio (25-30 litros) y posteriormente a la definitiva (de 40-70 litros). Haciendo transplantes, un conseguiremos una estructura de planta más fuerte, y alargaremos el tiempo necesario hasta empezar a fertilizar nuestras plantas, ya que cada transplante supone añadir tierra (cargada de nutrientes que solucionará posibles demandas por parte de la planta.

*Un consejo importante, especialmente en cultivos de exterior a pleno sol, es no utilizar macetas negras de plástico fino: Las macetas para interior suelen ser negras y cuadradas para aprovechar el espacio, además de más finas ya que no precisan de demasiado grosor debido al tamaño de planta que albergarán. Lo recomendable en exterior es utilizar macetas de plástico blanco con paredes sensiblemente más gruesas, macetas de porexpan (aislante térmico) o macetas (de reciente aparición) fabricadas en geotextil (root pouch, smart pots, etc). Aquellos cultivadores que prefieran ahorrarse los transplantes (ya sea por miedo a romper la planta o por suciedad generada, recomendamos vigilar especialmente la cantidad de agua necesaria por riego de las plantas. Podéis visitar estos dos enlaces: Cuando y cómo regar las plantas de marihuana y cómo regar marihuana correctamente en los que se explica cómo y cuando regar la marihuana en función de su estado. Recordamos que el sustrato debe pasar por periodos de seco y periodos de húmedo (entendiéndose seco como el punto previo a la sequedad total y húmedo como el punto dónde el sustrato no es capaz de absorver más agua).

nutrientes-marihuana

Nutrientes: Una planta de cannabis precisa de macro nutrientes y micro nutrientes. Los macro-nutrientes són aquellos que consume mayormente y los micro-nutrientes son aquellos que son consumidos por las plantas en pequeñas dosis. Ya que partimos de un sustrato abonado (prohibido tierras de los chinos) en un primer estadio de las plantas no deberíamos plantearnos carencia de nutrientes gracias a la calidad de éste. Hoy en día existen múltiples marcas de sustrato especializadas en el cultivo de marihuana, como Canna, Plagron o Biobizz, recomendamos el uso de éstas por su gran calidad, desparasitación y composición.

Pasado un periodo inicial (que puede variar en función del tamaño de maceta y planta entre 2-4 semanas) la zona inferior de las plantas dará muestras de falta de nutrientes en forma de amarilleamiento de sus hojas. Llegados a este punto el cultivador puede hacer dos cosas:

  1. Transplantar a maceta con mayor tamaño.

  2. Empezar a abonar las plantas en cada riego.

Tal y como hemos comentado, el transplante ofrecerá tierra nueva (con nutrientes) a nuestras plantas cosa que solucionará, temporalmente, las necesidades nutritivas de estas por unos días/semanas mas.

Si el cultivador prefiere optar por la fertilización hay que tener un concepto muy claro: Los nutrientes deben ser aplicados en su dosis correcta, ni más ni menos de lo que la planta es capaz de asimilar. Existen fertilizantes líquidos y fertilizantes sólidos. Entre los líquidos podemos aplicar tomando la referencia de las dosis recomendadas por cada fabricante (y recordando que una planta pequeña probablemente quiera menos dosis que una planta adulta con un tamaño considerable). La segunda opción, muy recomendable para cultivadores primerizos (y para aquellos que quieran instalar riegos automáticos) es la utilización de fertilizantes sólidos de disolución lenta tipo humus de lombriz, guano de aves marinas (no confundir con guano de murciélago aplicable durante la floración), y harinas compuestas ricas en nitrógeno. Los fertilizantes sólidos no precisan del cultivador haciendo mezclas y son más fáciles de gestionar: El cultivador aplica una cantidad de fertilizante sólido en la superfície del sustrato para que la disolución vaya ocurriendo a lo largo de los días. La gran ventaja de este método es el ahorro en dolores de cabeza del cultivador, además de psoibles errores en la preparación de la mezcla.

Llegados al periodo de floración el cultivador sólo tendrá que sustituir el uso de fertilizantes sólidos, ricos en nitrógeno, por otros más adecuados para abonado de frutos (como el guano de murciélago) y aplicarlo de la misma forma comentada anteriormente.

*En caso de plantas grandes, o con tendencia al amarilleamiento se aplicarán ambos fertilizantes sólidos (de crecimiento y de floración): El de crecimiento mantendrá la planta verde y sana mientras el de floración aportará lo necesario para una proliferación abundante de flores.

plagas-marihuana

lucha-biologica-marihuana

Plagas: El cultivo en exterior, especialmente en las ciudades, dónde existe un ambiente más sucio y menos equilibrado, suele ser especialmente delicado en temas de plagas del cultivo. Cultivadores que tienen sus plantas en áticos, terrazas o patios interiores entre edificios, suelen acusar la falta de depredadores naturales que controlen el equilibrio en el ecosistema y mantengan un ambiente libre de plagas. En estos casos, y en otros dónde las hojas manifiestan picadas de algún insecto o ácaro, es importante que el cultivador actue rápidamente para mantener su planta libre de insectos. Las plagas más comunes suelen ser: Araña roja, trips, mosca blanca, orugas y oidio. En cualquiera de estos casos la mejor forma de luchar contra ellos es con productos específicos de origen mineral en crecimiento o biológico durante la floración. Si aún no hemos percibido ningún ataque de estos no está de mas utilizar productos biológicos como el jabón potásico, propóleo o bacillus thuringuensis, para prevenir la aparición de plagas en nuestras plantas. Uno de los puntos más importantes para mantener plantas sanas es que las plagas no lleguen a manifestarse. Si actuamos de forma preventiva es el mejor remedio para no tener plagas (a veces aún y hacerlo éstas aparecerán y nos obligarán a pulverizar más amenudo de lo deseado). Una buena política de prevención es pulverizar a las plantas de marihuana productos ecológicos preventivos durante el crecimiento y la floración una vez cada 5-7 días. En caso de detección de alguna plaga en concreto es rpeferible reducir el plazo entre aplicaciónes para aumentar la resistencia a éstas. *MUY IMPORTANTE.: Los productos contra la lucha de plagas actúan con mayor eficacia si el agua utilizada es osmotizada o de mineralización débil. Ya que vía pulverización el consumo de agua es muy bajo, es preferible comprar el agua requerida que utilizar la proporcionada por el ayuntamiento.

punto óptimo para la cosecha marihuana

El punto óptimo para la cosecha de marihuana: Llegados al final del ciclo, variable según variedad y planta, es importante elegir bien el momento. Un corte prematuro disminuye la producción, el sabor y el olor de las flores secas. Ya que hemos cuidado de nuestras plantas con esmero durante meses, es importante no precipitarse en el corte y estropearlo todo. Cada variedad, y dentro de cada avriedad cada planta, tiene su punto óptimo de maduración según condiciones atmosféricas puntuales (la misma planta en zonas distintas puede variar ligeramente su día de cosecha, de la misma forma que puede variar según el año y las condiciones climáticas concretas. En anteriores artículos hemos hablado sobre cuando es el momento exacto para cortar las plantas de marihuana. Hay que tener en cuenta avrios parámetros:

  • Información aportada por cada banco de semillas (es una información APROXIMADA sobre las fechas en las que puede rondar su cosecha).

  • Evolución de la madurez de los cogollos (un seguimiento de cómo ha ido evolucionando la planta nos permitirá calcular cuanto le queda para acabar su ciclo).

  • Tono de los tricomas (un color blanquecino muestra que aún le queda mientras que un tono más ámbar es señal de madurez).

  • Climatología de las próximas semanas (si la predicción dice lluvias para las proximas semanas, y nuestra planta está casi casi lista para cosechar, puede ser recomendable cortar ligeramente antes que arriesgarse a perderlo todo por culpa de las lluvias.

secado-marihuana

Secado de marihuana: El secado de las plantas de marihuana depende de las condiciones climatológicas a las que estemos sujetos. Si vivimos en un clima muy húmedo es recomendable que practiquemos manicuras exaustivas para prevenir la aparición de moho o podredumbre en los cogollos. Si, de lo contrario, vivimos en zonas muy secas puede ser de ayuda mantener las hojas para que ayuden a prevenir de una deshidratación demasiado rápida. El secado debe ocurrir durante los 15-21 días posteriores a la cosecha, y es recomendable, dentro de lo posible, mantener humedades relativas en torno al 40%-60%. Para un buen secado  necesitamos una habitación con corriente de aire continua (renovar el aire evita aumentos repentinos de la humedad así como previene de plagas), y oscuridad máxima. Secar las plantas en zonas con luz puede ocasionar una degradación del THC de éstas además de acelerar el procesod e secado (no recomendable).

curado-envasado-marihuana

Curado y envasado de marihuana: Transcurridos los días necesarios para el secado suele ser útil como referencia acudir a las ramas secas e intentar partirlas. Si la rama chasquea es buen síntoma y podemos proceder al envasado, mientras que si aún mantiene un punto de humedad es preferible esperar unos días mas. Como envase para su conservación podemos utilizar cajas de madera o botes de cristal (en nuestro caso recomendamos botes de cristal gracias al mejor sellado de cierre, además de alojar menor cantidad de aire en su interior: el aire oxida y queremos prevenir la oxidación de las plantas). En un primer paso dispondremos la mayor cantidad de flores secas dentro del bote (sin apretar demasiado) y dejaremos el bote abierto durante 24h-48h horas. A partir de ese momento podemos mantener cerrado el envase y alojarlo en un lugar fresco de la casa (preferiblemente lejos de los rayos del sol). Recordamos que el sellado en botes de cristal está pensado para mantener las flores en un estado lo más fresco posible manteniendo un punto mínimo de humedad perfecto para el almacenaje prolongado. Si queremos consumir las flores bastará con sacar los cogollos del bote y mantenerlos fuera durante unas horas, el aire hará el resto para que podamos consumir nuestras flores en el mejor estado posible.

Consulta este y otros artículos sobre cultivo marihuana

Esta entrada fue publicada en Como almacenar marihuana, Como curar marihuana, Como secar marihuana, consejos de cultivo, Consejos floración marihuana, Cultivar marihuana en Julio, Cultivo de marihuana, cultivo exterior, Grow Shop, growshop, jardinería y cultivo, Prevenir plagas en cannabis, Prevenir plagas en marihuana y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s